jueves, 6 de abril de 2017

Séptimo día del Septenario a Nuestra Señora de los Dolores

Séptimo Dolor: El Entierro de Jesús.


Hijo mío, exclamaba, quién puede

comparar tan terrible martirio.

Quién al ver de tu Madre el delirio

dura muerte intentara, traidor.

Del sepulcro la losa te oculta

a esos ojos que aniéganse en llanto.

Sola quedo, Hijo mío, y por tanto

sólo espero morir de dolor.



¡Por tus dolores ten compasión!

Pide y alcanza nuestro perdón.



miércoles, 5 de abril de 2017

Ha llegado el día



Hoy las manos de la Señora nos esperan en la Trinidad.

Hoy volverán los besos, las lágrimas y las oraciones.

Volverán los rayos de sol a iluminarle la cara.

Volverán sus coplas y la música de la Coral a llenarnos el corazón.

Volverán las flores de colores a sus plantas.

Volverán los niños del colegio y los estudiantes, ya de vacaciones.

Volverá la gente de la Virgen, que aunque algunos la vean poco, siempre están bajo su amparo.

Volverán los Escapularios a lucir esplendorosos en la Función Principal.

Volverá una nueva Semana Santa con unos preparativos que se viven de una forma especial en este rincón sanluqueño.

Y volverá la Virgen, Madre de Misericordia, a llenar nuestra alma en este día grande.

Hoy es Viernes de Dolores…

Sexto día del Septenario a Nuestra Señora de los Dolores

Sexto Dolor: María recibe el Cuerpo de Jesús al ser descendido de la Cruz.



Oscurécese el sol de repente,

se cumplió la fatal profecía.

Mira, mira a tu Hijo, María,

mira, mira, cadáver está.

Ya desciende del árbol sagrado

y en tus brazos lo ponen. Señora..

Tu pecho que amante le adora

el puñal de dolor hiere ya.



¡Por tus dolores ten compasión!

Pide y alcanza nuestro perdón.


martes, 4 de abril de 2017

Dos días de gozo

La jornada del sábado 1 de abril comenzó a las 9 de la mañana, para montar el escenario del Pregón en el Picacho, concluyendo el trabajo a las 2 de la tarde.

Luego, tras la Eucaristía del Septenario a Nuestra Señora de los Dolores se vivieron unos momentos muy especiales en la Trinidad. El Pregonero de la Semana Santa 2017, Fray Martín Alexis González Gaspar, acudió a la Iglesia de la Santísima Trinidad, acompañado por su madre, sus amigos y varios miembros del Consejo de Cofradías para dejar el Pregón a las plantas de la Imagen de Nuestra Señora de los Dolores, en su altar de Septenario, para que lo acunase durante la noche. En primer lugar, tomó la palabra nuestro Hermano Mayor, D. Antonio Martínez, agradeciendo el gesto del Pregonero y el Padre Alexis con su elocuencia habitual y sin nosotros saberlo, nos dio algunas claves de su magnífico Pregón. Ya en la intimidad se le quitó a la Virgen uno de los Rosarios que llevaba en su mano y se depositó sobre el Pregón.


Las 11 de la mañana del Domingo de Pasión era el momento fijado para la recogida del Pregón y del Rosario. Al entrar en la Iglesia sonó la saeta rotunda del cantaor sanluqueño Gori Muñoz, jonda y diferente, acompañada en algunos momentos por el piano de José Miguel Évora. Tras las palabras del Hermano Mayor, el pregonero abrió el Pregón por la parte dedicada a nuestra Hermandad y leyó un pequeño fragmento. Antes de salir, volvió a sonar de nuevo la voz impresionante de Gori Muñoz por saetas, viviéndose uno de esos momentos que se quedan grabados.

De allí al Picacho, a presenciar un Pregón para la historia.Tras una presentación magnífica de D. Juan Jacinto del Castillo, que nos predispuso a escuchar las palabras del Pregonero, el Padre Alexis derrochó amor a Sanlúcar y sus cofradías, siendo uno de los puntos álgidos los poemas dedicados a nuestros Titulares, con una serie de guiños y nombrando a Marcela, la hija de nuestros hermanos Juan y Noelia. Terminando con el público levantado de sus asientos tras la puntilla: Dolores hoy te corona, la madre del Pregonero...

Durante el almuerzo, el Consejo de Cofradías hizo entrega de un recuerdo al equipo de priostía de nuestra Hermandad en agradecimiento por el montaje del escenario del Pregón. Antes de la entrega de regalos, nuestro Hermano Mayor tomó la palabra para decirle a todas las Hermandades de Sanlúcar, que si algún día se cumpliese el sueño de ver coronada canónicamente a la Imagen de Nuestra Señora de los Dolores, quería contar con el apoyo de todos, pues sería algo de todas las hermandades de penitencia y de gloria de Sanlúcar, siendo ovacionado antes de terminar. A continuación obsequió al presentador del pregonero una reproducción de un grabado de Nuestra Señora de los Dolores y una reliquia del manto y al Pregonero una réplica del corazón y los puñales de la Virgen, realizada por nuestro hermano Manolo Prado. En el almuerzo también pudimos conocer la cubierta del libro del Pregón, que recoge una extraordinaria pintura en la que se representa un detalle de la Imagen de Nuestra Señora de los Dolores, realizada por Alberto Prats.

Concluyó la jornada del Domingo de Pasión en la Iglesia de la Trinidad, para celebrar el Septenario a Nuestra Señora de los Dolores, presidido por Padre Alexis, que antes de comenzar la Eucarsitía recibió una cerrada y prolongada ovación. Tras la comunión, nos deleitó de nuevo con el fragmento del Pregón que dedicó a nuestra Hermandad y se volvieron a vivir unos momentos mágicos, cargados de emoción, donde volvieron a brotar las lágrimas a raudales. Tras la oración final, el Padre Alexis pidió la presencia de Marcela en el presbiterio y explicó el regalo que la niña le había hecho antes de comenzar, un dibujo donde aparecía ella junto al Padre Alexis y dos estampas de nuestros Titulares. Finalmente pidió Marcela el micrófono para gritar: ¡Viva la virgen de los Dolores! ¡Viva el Cristo de las Misericordias!


Dos jornadas en las que vivimos el Pregón intensamente, donde paladeamos cada instante del antes, del durante y del después. Un Pregón para la historia, que lo sentimos como propio porque el Pregonero es uno más de los nuestros.

Quinto día del Septenario a Nuestra Señora de los Dolores

Quinto Dolor: Jesús muere en la Cruz



Del discípulo amado en compaña

abatida a tu Hijo seguiste

y de agudo dolor presa fuiste

cuando al Monte Calvario llegó.

Allí el eco repite el sonido

de martillos, clarines y voces,

lo suspenden, oh Madre, y entonces

al Dios justo clavado se vio.



¡Por tus dolores ten compasión!

Pide y alcanza nuestro perdón.

lunes, 3 de abril de 2017

Cuarto día del Septenario a Nuestra Señora de los Dolores



Cuarto Dolor: María encuentra a Jesús con la Cruz a cuestas, camino del Calvario

Si en el Santo Lugar le perdiste

a tu amado Jesús, hallas luego

y conoces la voz que con fuego

entre doctos, sapiente arguyó.

En la calle Amargura, María,

ya lo encuentras sangriento, agotado,

con el peso del leño cargado

de ese leño mortal do expiró.



¡Por tus dolores ten compasión!

Pide y alcanza nuestro perdón.

domingo, 2 de abril de 2017

La intrahistoria del escenario del Pregón


       El Pregonero de la Semana Santa de Sanlúcar 2017, nuestro querido Fray Martín Alexis González Gaspar, pidió al Grupo de Mayordomía de nuestra Hermandad que realizara el montaje del escenario del acto del Pregón. Una cosa sencilla, no podría ser de otra manera tratándose del Padre Alexis y que estuviera cargada de simbología.

En el escenario se dispuso presidiendo en el centro del mismo, la antigua Cruz de Nuestro Padre Jesús del Silencio, colocada sobre un calvario de corcho bornizo, yedra, cardos, claveles y espinos, en el que estaban colocados todos los atributos de la Pasión, cedidos amablemente por la Hermandad del Pusillus Grex.
 



 El pilum romano y el hisopo con la esponja se disponían cruzados tras el monte, y sobre él, la corona de espinas; la soga; la túnica del Señor y los dados con los que se la jugaron; el cáliz; la calavera; los clavos; el martillo; las tenazas, los flagelos y el cetro de caña. En este Calvario con todos los atributos, están representadas todas las Hermandades y Cofradías de nuestra ciudad.

Flanqueando a la Cruz se disponían cuatro centros de flores en pedestales, y cinco centros a los pies del escenario, compuestos por claveles rojos, iris morados y margaritas en tono malva, realizados magistralmente por José Luis Segovia

El atril de nuestra Hermandad se colocó a la derecha de la Cruz, junto con la mesa en la que el pregonero tenía colocados algunos de los objetos que ha recibido como regalos desde su nombramiento.

Y justo al lado se dispusieron varios elementos simbólicos de la persona del Pregonero. Sobre una silla, la casulla de guitarra blanca bordada en oro de nuestra Hermandad, que tenía sobre el cuello el Escapulario Servita, que representaba a la Imagen de Nuestra Señora de los Dolores, una de las grandes devociones del Padre Alexis. Junto a la silla, simbolizando al Alexis Pregonero, la mesa con el tintero y sus plumas, y los folios en los que se había escrito el Pregón, con dedicatorias y firmas de los miembros de la Junta de Gobierno de nuestra Hermandad. La mesa estaba presidida por la Cruz iluminada por dos fanales y sobre ella, el Santo Rosario, representando a la Patrona de la Dominica Orden de Predicadores, a la que pertenece el Pregonero.
 Un montaje en el que el grupo de mayordomía de la Hermandad ha puesto todo su empeño y su cariño para cumplir fielmente el encargo de un amigo y en este año 2017, que quedará para la historia, Pregonero de la Semana Santa de Sanlúcar, por la Gracia de Dios.

  
                                         
                    José María Ruiz Ciatelo